07 | Agosto | 2021

Cómo ejercer un liderazgo ejecutivo

 

Si estás leyendo estas líneas con seguridad tienes las habilidades de un líder responsable e interesado en saber cuáles son las mejores estrategias para mantener un liderazgo que te permita dirigir y asumir la gestión empresarial de tu proyecto o negocio.

Para lograrlo debes de considerar el aprendizaje y desarrollo de aptitudes que te lleven a planear e intervenir tanto en los aspectos directivos como en los administrativos y humanos a un nivel ejecutivo; pues sólo influyendo en estos es como se alcanzan objetivos basados en un plan de trabajo equilibrado para generar mayor rendimiento y producción.

Pero, ¿qué debe caracterizar al líder ejecutivo de hoy? ¿Cuáles son los valores de un líder? Sin duda, la ejecución de estas sugerencias al momento de tomar decisiones.


>> Ahorra tiempo y recursos al automatizar las ventas de tu negocio. ¡Descarga  gratis nuestra guía y conoce cómo! <<


1. No ser autoritario

‹‹Palabra, acción y participación›› deben ser palabras activas en la mente de todo líder; pero cuidando no caer en pretender acaparar todo el poder ni en exagerar el don de mando. Como líder es fácil ceder ante el autoritarismo; por ello es indispensable mantener el compromiso con las metas u objetivos planteados sin afectar a los demás.

El líder ejecutivo escucha con diplomacia y está abierto a las propuestas de sus colaboradores.

2. Cuidar la imagen

A diferencia de otros líderes, el ejecutivo está más interesado por su imagen y reputación; ya que tanto para sí mismo como para la empresa, sabe que debe proyectar seguridad, orden y congruencia. Para expresar tal actitud es necesario erradicar los hábitos que afecten la sensatez de su imagen, como andar desfajado o despeinado, morderse las uñas, cruzarse de brazos, alzar la voz, andar desgarbado y con desánimo, o simplemente el hecho el tener un lugar de trabajo desordenado.

El líder ejecutivo es el primero en poner el ejemplo consigo mismo antes de exigirlo a sus colaboradores.

3. Ser confiable

Inspirar confianza en todo momento ante los empleados es clave, no sólo para recibir más apoyo ante alguna propuesta, sino porque tenerla es sinónimo de que se es un líder respetuoso de la libertad laboral. Un líder ejecutivo sabe que para alcanzar metas y objetivos no es saludable que el ambiente laboral se perciba como una prisión.

Los colaboradores se sienten menos presionados, rinden mejor y evitan los conflictos cuando se sienten en libertad; pero no en un sentido de hacer cuanto quieran, sino de ser conscientes de cómo su función contribuye a que la empresa vaya hacia las metas u objetivos trazados: sabe que su líder confía en su capacidad para realizar con efectividad el trabajo.


[CTA][MX][CLUSTER][PROD][OPTIMIZA TUS PROCESOS CON ASPEL ADM]


4. Comunicar sin acoso

Un líder ejecutivo es respetuoso del tiempo de oficina, e incluso fuera de ésta, por lo que –ligado al punto anterior– demuestra confianza al no espiar o acosar a ningún colaborador. Esta práctica suele ser común a través de los celulares, radiocomunicadores y chats de trabajo al confundir “estar en línea”, “mantener la comunicación” o “dar seguimiento a un proceso” con la “creencia” de que es necesario “vigilar” a los demás para cerciorarse de que estén trabajando.

Por ello, el líder busca alternativas tecnológicas de vanguardia, como la aplicación digital Aspel NOI Asistente, que le permitan dar seguimiento a los procesos, poder comunicar de manera eficiente y concreta para responder a las necesidades de sus colaboradores sin hacerles sentir custodiados; sobre todo en apego a las condiciones actuales en donde predomina el teletrabajo o home office. Un buen ejemplo de este tipo de líder es aquel respetuoso de la vida privada de sus colaboradores en horarios no laborables.

5. Ser empático

Es un líder aquel capaz de enfocarse en la importancia de las personas: antes que colaborador, cada miembro del equipo es un ser individual; sin importar su nivel o grado dentro de la empresa. Es necesario conocer a las personas, saber qué piensan, cuáles son sus ocupaciones y preocupaciones al interior del trabajo¬¬¬; de esta manera se demuestra empatía y se contribuye a no exigir ni desgastar (claro está que sin ser invasivo).

Es mejor hablar y vincularse laboralmente antes que ignorar la situación profesional e incluso emocional –sobre todo en esta época de contingencia sanitaria en donde la sensibilidad está a flor de piel y llega a afectar al colaborador por causa del estrés–, o de cualquier otro tema referente a su relación con la empresa.

En resumen, ahora ya sabes que, para ejercer un liderazgo ejecutivo o de otros tipos de líder, no basta con estar al frente de un equipo de trabajo y dar instrucciones, sino que antes hay que tratar con asertividad y consideración el lado humano de cada uno de los colaboradores; de lo contrario no habrá cabida para la sinergia positiva de los objetivos ni se dará un rendimiento laboral eficiente.

[CTA][MX][CLUSTER][CONT][AUTOMATIZACIÓN DE VENTAS]

 


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo:

Noticias relacionadas

Las 5 reglas para una junta efectiva

¿Qué le preocupa a tu consumidor?

Como emprendedor, ¿qué debo saber sobre contabilidad electrónica?

¿Tienes personalidad emprendedora?

pixel de adserver