Noticias

Claves para recuperar y reactivar tu empresa tras la contingencia

 
20 julio 2020


Ciudad de México, a 20 de julio de 2020.- En los últimos años, se han efectuado adecuaciones en la legislación orientadas a desincentivar malas prácticas relativas a la simulación de operaciones para obtener beneficios fiscales indebidos. La información que las autoridades tributarias obtienen a través de diferentes mecanismos como la facturación electrónica, ha sido clave para verificar el comportamiento y tendencia en el cumplimiento de las obligaciones de los contribuyentes, lo que representa ventajas en cuanto a eficiencia en la recaudación del fisco y también para las empresas, especialmente las Pymes en sus procesos de automatización de registros contables y eficacia en la gestión de los recursos financieros.  

Luis Velasco, estratega contable de Aspel -empresa desarrolladora de software administrativo-, señala que las modificaciones y adaptaciones a la facturación electrónica han permitido focalizar los esfuerzos de la autoridad fiscal en detectar operaciones entre algunos contribuyentes en las que, no obstante que se cuenten con los Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI), las transacciones que respaldan dichos comprobantes carecen de materialidad, es decir, de veracidad y en algunos casos, de una razón clara de negocios y por lo tanto de justificación.

Cabe destacar que estos mecanismos han sido implementados por los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para favorecer la transparencia fiscal y la adecuada recaudación de impuestos, de los cuales México forma parte. 

De acuerdo con Velasco, estas medidas buscan detectar de manera más precisa operaciones inexistentes a través de un procedimiento en el que la autoridad fiscal notifica a los contribuyentes que emiten y reciben comprobantes por operaciones inexistentes para que desvirtúen tales circunstancias presentando toda la evidencia documental (contratos, pólizas y registros contables, información bancaria, bitácoras de servicios prestados, etc.);  o bien, para que regularicen su situación fiscal, incluso de varios ejercicios fiscales anteriores, en adición a solventar las sanciones correspondientes que se originen. 

Por lo anterior, es importante que en caso de que, al adquirir bienes o servicios de buena fe, se obtenga y registre adecuadamente en la contabilidad del negocio además del CFDI respectivo, toda la documentación e información de la operación.  

Asimismo, lo recomendable es recurrir a la asesoría profesional de un contador y, a manera de buena práctica, revisar mensualmente la lista de las empresas con operaciones inexistentes que publica el Servicio de Administración Tributaria (SAT) a través de su página web. 

Es importante también apoyarse en herramientas contables para tener en orden y a la mano toda la información financiera que pudiera requerirse. A través de un software especializado es posible tener un estricto control de activos, pasivos, capital, ingresos, gastos y otras operaciones clave para la administración de una empresa; de igual forma, es importante conservar toda la documentación soporte de las operaciones hasta por un periodo de 5 o 10 años, incluso por todo el tiempo de existencia del negocio en algunos casos. 

Son muchos los beneficios de contar con soluciones tecnológicas que permiten un adecuado cumplimiento fiscal, lo que dará oportunidad a las empresas de acceder a fuentes de financiamiento u otro tipo de facilidades fiscales, así como vender bienes o servicios al sector Gobierno.

Noticias Relacionadas